lunes, marzo 4, 2024

Desde una cárcel de Gorina donaron 275 kilos de verduras a una comunidad terapéutica de Arturo Seguí

En una acción solidaria, personas privadas de la libertad que trabajan en el sector de huerta de una de las cárceles bonaerense ubicada en la localidad platense de Gorina cosecharon 275 kilos de verduras para una fundación que asiste a jóvenes morigerados que se rehabilitan de adicciones.
La experiencia se desarrolló en la Unidad 12 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) en el marco del programa “Más Trabajo, Menos Reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, y dentro del proyecto de Entrenamiento en el Desempeño Académico y Laboral, a cargo de la profesora Andrea Ghidini y del ingeniero Eduardo De Lillo.
Los internos sembraron y donaron 150 kilos de zapallo anco, 125 kilos de berenjena y 25 kilos de morrones a la Fundación “Volver a Crear” de Arturo Seguí.
Para lograr la producción, los hombres que se encuentran cumpliendo una pena trabajaron con la colaboración y la supervisión de los agentes Rodrigo Campomar, Luis Ortiz y Diego Fernández, y con el apoyo del subdirector general de Trabajo del SPB, Pablo Gascue, y de la directora de Trabajo Penitenciario, Noelia Gallegos.
Uno de los tres responsables del área agropecuaria del establecimiento carcelario, Rodrigo Campomar, se refirió a la experiencia y dijo que “la idea es realizar entregas con periodicidad y ayudar a diferentes instituciones de la sociedad”.
Ghidini, quien también forma parte de la comisión de la comunidad terapéutica de “Volver a Crear”, explicó que lo recibido se utilizará para reforzar las comidas que los 25 jóvenes se preparan a diario, y, a la vez, afirmó que esperan poder articular nuevas entregas.
Cabe mencionar que la cosecha de la huerta de la Unidad 12 se utiliza para autoconsumo y para la provisión de las Unidades 1 y 22 Olmos, 8 Los Hornos, 9 La Plata y 33 Los Hornos. A su vez, colaboran con el Hospital Sub Zonal Especializado “Dr. José Ingenieros”, con el centro comunitario “El Chogüí”, y, permanentemente, se busca aportar a diferentes entidades benéficas que ofrecen viandas a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad.