viernes, mayo 24, 2024

Desde la Legislatura expresaron su preocupación por la situación del Hospital de Niños

El proyecto de declaración presentado por Balbín tiene como fin expresar la preocupación por la actual situación que sufre el Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata, hecha pública a través de los propios trabajadores en una solicitada, al mismo tiempo que conminar al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Salud, arbitre los medios necesarios para solucionar dicha problemática.

“La solicitada de los trabajadores y profesionales del hospital explica la grave situación por la que está atravesando la institución”, indicó el diputado, autor del proyecto. Entre otras cuestiones, los trabajadores denuncian un “estado de desamparo de los profesionales del Hospital de Niños Sor María Ludovica, que se profundiza y es alarmante. Con planteles médicos y no médicos diezmados, superados por la demanda, especialmente en las áreas críticas, como el servicio de emergencias, neonatología, unidades de cuidados intermedios e intensivos (terapia intensiva pediátrica polivalente), cirugía, hacen que el derecho a la salud esté cada vez más restringido, tornando peligrosa la situación no sólo para los pacientes sino también para todo el personal de salud”.

Al respecto, Balbín señaló que “el panorama descripto por los trabajadores y profesionales del Hospital de Niños es más que elocuente, y debería preocupar y ocupar en lo inmediato tanto al ministro Kreplak como al gobernador Kicillof”.

“El Gobernador debería dejar de lado por un rato, aunque sea, la pelea interna de su partido, y su propia campaña a la reelección, y ponerse a gestionar, y recibir, como corresponde, a los trabajadores y profesionales de la salud que le están pidiendo soluciones. Hasta el 10 de diciembre es el gobernador de la Provincia, y desde hace más de tres años, por si no se enteró”, dijo Balbín.

Y agregó para finalizar: “idéntica situación viven por estas horas el hospital Penna de Bahía Blanca, con la falta de profesionales y el cierre de la guardia pediátrica, con los inconvenientes que eso conlleva para la ciudad y para la amplia región que el nosocomio atiende; y el hospital Interzonal de Mar del Plata, con problemas de infraestructura, filtraciones de agua en varios sectores, los problemas de seguridad, falta de insumos y preocupantes condiciones ambientales en las que se desarrollan los trabajadores y trabajadoras de la salud de la institución.

Qué dicen los profesionales

“La patología que esta institución recibe es muchas veces muy compleja y delicada lo que implica un alto estrés y compromiso laboral. Las alertas y pedidos de auxilio a las autoridades correspondientes, las recurrentes solicitudes al ministro de salud y al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, siguen sin ser atendidas”, agregaron los profesionales firmantes de la solicitada.

Según sus trabajadores, “el Hospital de Niños, una de las cunas académicas de pediatras del país, sufrió en este tiempo un éxodo de profesionales nunca antes visto: 49 profesionales de 11 especialidades diferentes dejaron su cargo. Sólo un 28% de los cargos disponibles para la residencia de pediatría fueron ocupados (7 de 25 cargos)”.

“Además –agregaron-, los especialistas en el área de la salud somos personal escaso y calificado, abordando y solucionando la patología de alta complejidad de la Provincia. Nuestra actualización para una tarea responsable requiere de formación continua, algo casi imposible en las condiciones actuales”.

En la misma solicitada, los trabajadores declararon que “la situación actual y la inflación que afecta nuestra economía, se refleja en las barreras burocráticas y presupuestarias al momento de solicitar insumos mayormente importados y rechazados bajo el comentario por parte del Ministerio de Salud de ‘precio excesivo’. Sin insumos de calidad, entregados en tiempo y forma no podemos diagnosticar ni curar”.

La crisis que sufre el Hospital de Niños en números

TERAPIA INTENSIVA PEDIATRICA: 5 médicos renunciaron, y 4 residentes que al terminar su residencia optaron por no tomar el cargo y migraron a lugares pediátricos de la ciudad de Buenos Aires y a sus países de origen. De no mejorar la situación, 4 médicos más están reevaluando su permanencia en el Hospital. Pérdida total actual: 9 médicos intensivistas formados.

SALUD MENTAL: perdió 3 profesionales: 1 ex Jefa de Unidad que renunció y migró a otro lugar con remuneración doble a sueldos de provincia. 1 Psiquiatra de guardia renunció. 1 Psicóloga de guardia pidió un año de licencia sin goce de sueldo por trasladarse a otra provincia.

CUIDADOS PALIATIVOS: 1 médico especializado pidió un año de licencia sin goce de sueldo para instalarse en otro país.

CIRUGIA GENERAL PEDIATRICA: perdió 6 cirujanos infantiles formados.

NEONATOLOGIA: renunciaron 7 neonatologos con cargo.

SERVICIO DE TOXICOLOGIA: renunciaron 4 profesionales con cargo.

SERVICIO SOCIAL: se perdieron 4 profesionales (2 jubilaciones y 2 pases en comisión).

UNIDAD DE METABOLISMO: 1 médico joven con cargo renuncio y volvió a Bs As.

EMERGENCIAS: perdió 6 pediatras formados en emergentología pediátrica: 1 pediatra se fue al interior de la Provincia en pase en comisión, 3 profesionales pasaron a otra área, 2 profesionales jefes se jubilaron.

OFTALMOLOGIA: 1 especialista pidió un año de licencia sin goce de sueldo.

LABORATORIO DE CITOGENETICA: perdió 3 profesionales. 1 médica citogenetista renunció para instalarse en un país de Europa. 1 médica citogenetista renunció por los bajos sueldos. La Jefa del Laboratorio citogenética está próxima a jubilarse.

El recurso humano calificado (especialización en diferentes áreas), lleva un tiempo de formación de entre 4 a 10 años. La estadística del Hospital no miente: antes tenía 350 camas, ahora 200; antes tenía 15.000 egresos hospitalarios, hoy se acerca a los 9.600; de las 350.000 consultas ambulatorias que el hospital solía tener, hoy apenas llega a las 210.000. Es decir, que la capacidad operativa del Hospital se redujo en un 40%.