miércoles, junio 12, 2024

Desde una cárcel de La Plata donaron mobiliario para una Escuela de Pedagogía Especial

Personas privadas de libertad que participan de un taller de carpintería dentro de una cárcel bonaerense de Gorina elaboraron muebles de madera y los donaron a la Escuela Especial “Ana Sullivan” perteneciente al Instituto de Psicopedagogía Especial (IPE) de la ciudad de La Plata, donde asisten menores desde los 45 días hasta los 21 años de edad.

 La producción de los bancos se desarrolló en la Unidad 18 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) donde las personas privadas de libertad se forman en un oficio y realizan producciones y donaciones en servicio a la comunidad; en el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia” impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Juan Martín Mena.En el acto de entrega estuvieron presentes  desde el SPB,  Norma Díaz (directora General de Asistencia y Tratamiento),  Ramiro Bellusci (subdirector General de Trabajo Penitenciario) y Martín Tancredi (jefe del Departamento Regional de Cultura Laboral) y desde el IPE, los miembros de la comisión directiva, encabezada por Marta Castillo, su vicepresidente Juan Zurueta, el Representante Legal Maximiliano Durso, junto al equipo de conducción compuesto por la Directora Carolina Pellegrino y la Vicedirectora Silvia Collado, entre otros.Así, los alumnos de la Escuela ubicada 41 entre 19 y 20 que funciona desde 1971, como agradecimiento, entregaron de regalos a los asistentes libretas anilladas con variados logotipos y dibujos, simbolizando el fruto del aprendizaje obtenido en los talleres de la escuela.En este contexto, los muebles confeccionados comprenden seis organizadores, tres archiveros y dos escritorios de mesa para PC;  cuyo diseño y funcionalidad han demostrado ser sumamente beneficiosos para la organización y distribución de los materiales y elementos didácticos esenciales en la formación de los alumnos y alumnas que asisten a la escuela.Bellusci indicó: “Esta acción solidaria en beneficio de los alumnos y alumnas de la escuela constituye una acción significativa y de gran repercusión educativa ya que es un proyecto solidario en el que los privados de libertad participaron comprometiéndose así con su responsabilidad ciudadana”.Al concluir la jornada, en representación de toda la comunidad del IPE, la presidenta Marta Castillo y la Directora de la Escuela “Ana Sullivan”, Carolina Pellegrino expresaron su agradecimiento. “Queremos manifestar nuestro más sincero agradecimiento por la invaluable y solidaria ayuda que nos han brindado. Sus acciones han sido un aporte crucial para nuestra comunidad educativa y, en particular, para los talleres. A través de su apoyo, hemos alcanzado una de nuestras metas y objetivos: mejorar la calidad y comodidad de los espacios escolares, garantizando así una mayor accesibilidad para nuestros estudiantes en las aulas. Valoramos enormemente su dedicación y compromiso con nuestra institución”, sostuvo Castillo.