sábado, abril 20, 2024

Por la Emergencia Alimentaria organizaciones sociales convocan a una gran movilización social

En el marco de una jornada nacional de lucha que se realizará el viernes 23 de febrero en todo el país, diferentes organizaciones sociales, políticas y gremiales convocan a una conferencia de prensa para el jueves 22 en el a las 11hs en el local de la CTA Autónoma (calle 6 N°1235 entre 57 y 58).

En la misma anunciaremos un plan de lucha contra el ajuste en el que más de 44.000 comedores populares no reciben un kilo de alimentos y ante la falta de diálogo y respuesta del gobierno nacional, lo que ha llevado al  desabastecimiento de los comedores comunitarios en este contexto crítico.

Con un índice de pobreza de casi el 60%, una inflación del 20,6% en enero y una interanual del 254,2%, con una licuación del poder adquisitivo generalizada frente a estos brutales aumentos, que incluyen alimentos, transporte, medicamentos, alquileres, etc., el gobierno decide eliminar la última barrera de contención que tienen las familias más empobrecidas, la asistencia alimentaria.

Las organizaciones que llevamos adelante esta tarea con miles de trabajadoras socio comunitarias que no sólo cocinan, sino que también generan espacios de acompañamientos integrales en los barrios populares de la Argentina, ya no podemos tolerar la falta de respeto y el maltrato de este gobierno y de la Ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, que de humanidad tiene muy poco.

Luego de meses de intentar dialogar en búsqueda de respuesta, y en un inmenso marco de unidad, anunciaremos este jueves un plan de lucha que profundice la exigencia sobre la dotación de alimentos necesarios y urgentes en los comedores y merenderos de todo el país.

Ya quedó demostrado que no les molesta la intermediación, les molesta la organización y el poder popular y el de la clase obrera. Les molesta la justicia social y la lucha por nuestras reivindicaciones, conjuntamente con lxs trabajdorxs de los sindicatos. Solo favorecen a los de arriba, a la especulación financiera, a los grandes grupos empresariales que son los ganadores del modelo de Milei. Pero no les tiembla el pulso para sacarle la comida del plato a millones de familias.